¿Qué no daría yo por ser Carrie Bradshaw?

¿Qué no daría yo por ser Carrie Bradshaw? Con mi cabello siempre a la moda, un closet lleno de cosas divinas, muchos zapatos, no importa si Mr. Big se queda conmigo después de 10 años, yo me quedaría con todas sus aventuras. Está bien, sinceramente, ¿qué no daría yo por ser Samantha Jones? esa mujer que a la hora del té –llamémoslo té para no ser tan vulgares- no le tiembla ni la voz ni las piernas para decir que sí.

Últimamente me autoevalúo mucho, ¿debería? ¿No debería?, últimamente también tengo la cabeza llena de mujeres de series de televisión, me las aprendí de memoria, entonces yo quiero ser Gabrielle Solís (cuando le es infiel a Carlos con el jardinero menor de edad), quiero ser Gloria Pritchett y tener un marido millonario, quiero ser Sookie Stackhouse y tener dos novios vampiros… (un Erik Northman para esta mesa, por favor), y que voy a decir de Meredith Grey con McSteamy, pero por supuesto mi lista la encabeza Pam, la vampira pam, sí, ella, malvada, fría, experimentada, muerta, que podía tener a quien quisiera cuando quisiera… tener el control de la situación, nunca entregar el mando, decidir la medida de lo que soy, el cuando, el cómo y el por qué.

Pero bueno, la vida no es una ficción y hay que aceptar las cosas como vienen, yo vine en frasco pequeño… pero con poder para decidir lo que quiero y ahora lo que quiero es ser esa mujer a la que no le tiembla ni la voz ni las piernas para decir: ¡SÍ!, vamos a tomar té, ¡Ya! ¡Aquí!

-C.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s