Cosas que me ofenden.

Originalmente quería titular esta entrada de otro modo pero sentí que me iba a limitar a contarles sobre una sola cosa y como hace tantos días no vengo por aquí, quise darles pero sobretodo darme a mi, la oportunidad de tocar muchos muchos temas.

Hoy, 5 de noviembre del presente y desenfrenado año, casi al estilo de una A.A puedo decir que llevo 36 días sobria. Y no, no dejé el vino o el café si es lo que se están imaginando… ¡ni loca haría tal cosa! Les explico… Todo este año y muy en contra de las reglas con las que creo que controlo mi vida, mantuve una relación a distancia. ¡SIIIII! eso hice… Por todas las excusas inventadas que la gente suele tener. Básicamente, no era capaz de dejar ir algo que ya ni se que carajos era… y con el pasar de mis días de soltería oficial a los que he decidido llamar sobriedad he entendido que estaba muy ofendida y esperando una reivindicación por parte del acusado.

Yo iba a titular esto: “No es que yo me quiera casar con usted… pero que usted no lo pida me ofende” Y ¡NO! no es que el hecho de que aquel extranjero no me haya propuesto matrimonio haya dejado de ofenderme… creo que así me sentiré de por vida. La vaina es que en mis días de reflexión he visto que se trata de mucho más que eso. Mi historia la deben saber, hemos hablado de ella a pedacitos por aquí todo el año… vivíamos en el extranjero y se nos acabó la dicha… mi media mitad se negó al cliché del matrimonio… A mi, esa oportunidad ni me la plantearon y yo pasé meses excusando a este clon de Vin Diesel (chiste interno) ante el mundo pero ¿saben que? ¡Al Carajo! Obviamente debió proponerme matrimonio, o reflexionar sobre sus actos y descender al sur en mi búsqueda o alguna vaina! y ¡SI! yo se que estoy medio agresiva… pero entiendanme… entiendanme… lo guardé por mucho tiempo.

La decisión de ponerle fin a la charada del amor por textos, las cenas por FaceTime y el intercambio de HotPictures vino a mi un centenar de veces… mi media mitad y su hombre que SI bajó del frío al trópico por ella son testigos que yo tuve todas las intenciones de acabar con eso de raíz desde el primer momento… Él, sin embargo me pidió tiempo, me prometió visita en el verano acompañado de todas las babosadas que me niego a repetir (Está demás decir que esto nunca sucedió) … y yo, con el mar de sentimientos y extrañares que llevaba dentro preferí dejar eso así. Los textos seguían, las fotos de su estúpido cuerpo perfecto también y simplemente empecé a vivir la vida que me tocaba vivir llevando a cuestas eso, que tenía solo yo y de lo que ya no hablaba con casi nadie… tanto será que cuando le anuncié a mi media mitad la ruptura oficial me dijo: ¿Cómo así?… ¿Ustedes seguían juntos?

Pero de vuelta a la actualidad y con los 36 días de sobriedad anunciados al comienzo de este post… ME OFENDEEEEE que don VinD venga además de a querer ser súper chévere y aparecer en mi vida… (Recuerden que yo soy de las que quiere un universo paralelo para los ex) como lo hice hace unos días… ahora me haga preguntas del tercer tipo. ¡SI! es que por más obvias que las preguntas del segundo tipo son… esas si no las hace… (yo creo que esto lo entiendo sólo yo). A su mensaje pacifista de buenos deseos y blah blah blah… por instrucciones de mi amiga no le di una respuesta… Y aquí todos, hombres y mujeres sabemos… que no hay nada más efectivo con un tipo que practicarle la ignoración (A quienes no me conocen… mi papá es un letrado… Yo se bien que esa palabra no existe).

El día de hoy entonces, recibí otro mensaje… uno cuestionando mi interés en otro hombre, que nunca jamás en la vida me interesaría… pero que si así fuera… ¡que hijueputas! Ese, seguro si me habría dado papeles… y debo admitir que todo el proceso de limpieza de chacras que venía haciendo se vio completamente arruinado y me ofende… ¡SI! me ofende mucho… Ojala este hombre algún día finalice sus cursos de español y tenga la dicha de leerme en este momento tan elocuente de mi vida… Sabrán pues que en las lenguas extranjeras no me puedo expresar con tanta facilidad y armonía… Ojala me lea… y sepa que no… yo no quería pasar el resto de mi vida con él… Pero si… si necesitaba el color de su pasaporte, si esperaba más de él y sin que me de pena, si espero que se case con una gorda paliducha que no tenga estas caderas, que como dijo Shakira… no mienten.

Les dijimos que volvíamos amargas como nuestros cafés.

Yo aquí me quedo con mi expresso doble.

-M

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s