La vida en la red

Para empezar este post correctamente debo decir que para mi la vida en la red es complicada y les explicaré por qué. Yo resumo la lista de personas en mis redes a dos grupos bien delimitados, uno que se llama “Los Stalkeables” y otro que se llama “Los Indeseables”, y aunque parezca algo muy simple y sencillo es complicado. Lo juro.

(Para los que no conocen el término: stalkear es acosar o perseguir a alguien vía web. Y tengo que aceptarlo si Stalkear fuera una carrera yo sería una profesional reconocida.)

En mi lista de stalkeables están: el que me gusta (cualquiera que esté de turno), la 9cb722af382f7b173cf732f9de2eed1dhermana del que me gusta, el hermano del que me gusta, la mamá del que me gusta, la mejor amiga del que me gusta, el amiguito del que me gusta, mi ex más reciente, la nueva novia -bonita- de mi ex (hasta que la supero), mi mejor amiga, la nueva amiga de mi mejor amiga, mi ex de hace dos años, la nueva novia –que todavía no sé si es bonita- de mi ex de hace dos años, mis hermanos, los amigos de mis hermanos, mi mamá, mi papá, algunos de mis primos, personajes famosos, series de televisión, en fin, espero que ahora entiendan por qué a veces tardo para escribir por acá y es que me distraigo mucho.

Por otro lado están los indeseables, esa lista se resume en personajes a los que no quiero ver nunca pero no puedo dejar de seguir en redes sociales, como por ejemplo, mi otro ex, el mejor amigo de mi ex, ese hombre que me gustaba en la universidad (lo sabía y nunca me paró bolas), el que me gustaba hace dos meses y que ahora odio, el que me “mecatié” un día o una noche y ya lo olvidé, el que fue un cacho, del que fui un cacho, mujeres que eran mis amigas y que se hicieron novias de los chicos que me gustaban, los que se van a casar, los que se casaron, los que tienen hijos, amigos del colegio que si veo en la calle no reconocería, gente de la Universidad que conocí el día de la inducción, esos fastidiosos que publican sus idilios de amor todo el día todos los días, en fin, muchas tantas personas indeseables que no vale la pena mencionar.

Mi vida en la red es complicada, pues, vivo en ese dilema (in)moral de fingir que no vi la foto en la que te etiquetaron hace tres días y no me contaste que habías salido o preguntar ¿por qué las únicas que te comentan las fotos del Facebook son mujeres? (y finalmente quedar en evidencia). Es estresante. Lo juro. A eso súmenle, entrar a una red social a matar el tiempo libre y ¡Boom! El primer chicharrón que te aparece es… bueno mejor resumamos todo lo que quiero decir y no puedo en: constantes publicaciones de personas a las que no me atrevo a borrar por miedo al qué dirán y pura dignidad (para que no piensen que soy una inmadura que no supero las cosas).

Entonces sí, vivo en un estrés invariable, fingiendo (g)cordura todo el tiempo, en la constante angustia de no ir a dar un Like donde no debo y las ganas insaciables de “unfriend” a unos personajes que no puedo, yo no sé ustedes cómo lo hacen (#ExpresionesEróticoConfusas), pero, para este pechito la vida en la red es más complicada de lo que a simple vista parece.

-C

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s