En el 2016…

Debido a mis últimos días dedicados al ocio, a las compras locas, a comer por ansiedad y a disfrutar lo poco que los Hollidays me ofrecen, he tenido mis grandes momentos de reflexión y considero que esta fecha tan especial como la Víspera de la Navidad, es el mejor momento para expresar mis sentimientos y contarles lo que pienso últimamente.

Yo estaba escribiendo una historia, mejor dicho dos, que iban a salir antes que esta, pero es que el último post escrito por mi media mitad me hizo CLIC en el cerebro.

Hace algunos meses y en este mismo Blog, yo me había “declarado zona árida”, me había resignado a quedarme sola y a envejecer con 7 gatos, sin embargo aquí estoy hoy siéndole infiel a mi determinación y a ustedes, y con la vida más enredada que una pelota de estambre. Obviamente no me quedé sola, me enredé con el primer feo que se me cruzó y me dijo par de cosas seductoras, luego con otro que me dijo par de cosas románticas y por último con otro que me dijo par de cosas inteligentes, porque definitivamente encontrar un hombre seductor, romántico e inteligente al mismo tiempo y en esta ciudad es una misión imposible, eso se lo dejo a las más optimistas.

La cosa es que luego de leer el post de M., quedé como -WTF! es verdad, sufrir por feos no es que sea más barato o menos trágico, ¿Qué diablos nos pasa? Y de la nada me llego la respuesta, es el miedo (que tanto he criticado en la vida) que le tenemos a quedarnos solas lo que nos hace caer por cualquiera, yo, por ejemplo, estoy enamorada de un hombre que (creo o por lo menos eso dice) está enamorado de mí, pero no estamos juntos, me gusta mucho otro hombre que creo que podría ser el indicado para sacar de mi corazón de unas vez por todas al primero que mencioné, sin embargo, está como dañado y de verdad que me da mucha pereza arreglarlo, y por último y así como por hobbie salgo con otro del que ni estoy enamorada, ni me gusta, ni es guapo. Salgo con él por no aburrirme en la casa pensando en el primero o el segundo y porque cuando salimos en realidad me divierto.

Yo admito que me gusta tener la atención de los tres y de cualquier otro que se le sume en la carrera, sí porque así somos las mujeres, nos gusta la atención aunque algunas sean hipócritas y digan lo contrario. Pero luego de leer una y otra vez a mi media mitad, entendí que nosotras somos unas mamacitas como para dejar nuestra felicidad y tranquilidad en las manos de un hombre feo/gordo/calvo/flaco/bajito/barbado/promedio, que actúa como un tonto porque no sabe qué hacer, porque está acostumbrado a mujeres inseguras como él que se dejan manipular fácilmente y no a mujeres como nosotras y no hace falta que nos describa porque ustedes ya nos conocen, el caso es que prefiero hacerle espacio en mi cama al miedo y acostumbrarme a él, que acostumbrarme a seguir sufriendo por feos.

Seamos realistas a los 25 años es muy fastidioso ser soltera, y seamos aún más realistas por favor, diciembre es un mes muy aburrido si no tenemos pareja, y ahí caemos otra vez en esa necesidad tonta de compañía que suplimos con cualquier pendejo feo/gordo/calvo/flaco/bajito/barbado/promedio. Pero yo digo: ¡No más!, así me muera del aburrimiento y del fastidio, que Santa me traiga hoy una bolsa llena de determinación y mi principal meta para el 2016 será que si voy a sufrir por alguien que sea por el próximo Calvin Klein que entre a mi vida, de lo contrario, hombres en el 2016 si no son Calvin Klein: ¡Olviden mi corazón!251fb8b171138324985486491dd6cc31

-C

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s