De las resoluciones de año nuevo y otras mentiras…

Hasta muy pocos días antes de que llegara el 31 de diciembre me estuve diciendo a mi misma que no debía hacer resoluciones de año nuevo y creo que ese iba a ser mi único propósito para este año. Sin embargo, faltando algo así como tres días para que el tan revoltoso 2015 terminara su paso por mi vida, cometí un error que me llevó a desencadenar una serie de eventos desafortunados. Razón, por la que al día siguiente y con mas resaca de la que soy capaz de manejar, me prometí no volver a involucrarme en una batalla de poder sexual como la de la noche anterior, de la cual debo confesar, incluso salí mal herida.

Abrirle la puerta a la lista de propósitos fue inevitable. Rápidamente mi mente hizo el ejercicio de enumerar todas aquellas cosas que a algún lugar claro o quizás oscuro de mi ser le gustaría cumplir. Y es que sabiendo bien, que año nuevo no significa vida nueva… Hay un no sé que en el ambiente que nos hace, por pocos días, pensar que es posible.

Pues bien… hoy es tan solo 12 de enero y ya he incumplido más de la mitad de mi lista de propósitos. Cosa que me hizo pensar en cuantas mentiras nos decimos constantemente a nosotros mismos. Como mi media mitad y yo… que nos decimos en voz alta que esos dos hombres ya no tienen cabida en nuestras vidas pero muy muy en el fondo sabemos que si se les da la gana de aparecer un día, lo dejamos todo y a todos… por ellos. Como yo, cuando después de ver las fotos de la vida feliz de ese otro hombre, borro su nombre de mi historial de búsqueda estando segura que solo yo soy quien revisa eso, para fingir que no lo estaba espiando. Como mi media mitad, que dice que tiene miedo de que don maticas tenga novia y deje de ser su amigo, pero quizás es que tiene sentimientos por él que no quiere admitir. Como tantas de mis amigas que se repiten constantemente que son felices y lo único que en realidad sienten es un temor profundo a la soledad.

Quizás mi verdadero propósito para este año que comienza sea entender que pasa en mi cerebro cuando creo que voy a poder hacer cosas como: “Dejar de insultar a las personas sin necesidad” o “Levantarme todos los días temprano” que pasa en el cosmos cuando creo que después de 25 años desempeñándome en el cargo de celosa a tiempo completo, el almanaque va a hacer desaparecer mi instinto cambiando uno de cuatro dígitos que dicen en que momento del tiempo estamos.

En todo caso yo si espero que este año sea diferente para nosotras. No diré más para no comprometernos o comprometer al destino es cosas incumplibles. Quiero para nosotras… más amor y menos enredos, más sexo y

menos dramas, más dinero y menos estrés y por supuesto más vino y más café.

-M

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s