¡Me rindo!

Antes de empezar a contarles mis historias como ya es costumbre, les pido disculpas de aquí a la luna por esta larga ausencia y hago una promesa pública de volverme a encarrilar por el camino de las letras, hoy NO vengo a contarles una historia de lujuria, pasión y lágrimas, no, todo lo contrario. Resulta que … Continue reading ¡Me rindo!